Ana Mendieta

Ana Mendieta

Ana Mendieta fue una escultora, pintora y videoartista cubana. Su padre era una figura política destacada que se contraponía al gobierno de Fidel Castro; su madre era profesora de Química. A través de la Operación Peter Pan, un programa secreto de la Iglesia con ayuda del Departamento de Estado para sacar de contrabando a miles de niños de Cuba al inicio del régimen castrista, Ana fue a Estados Unidos junto con su hermana, Raquelín, en 1961 cuando tenía 12 años.

Estudió Bellas Artes en la Universidad de Iowa, consiguió una maestría en pintura, aunque descubrió que lo que tenía que decir no siempre podía hacerlo con pigmentos y un lienzo. Junto al artista y académico Hans Breder, descubrió otras formas de expresar su arte. Su primera exposición individual fue en 1971, cuando aún estudiaba.

En 1973, conmovida por el asesinato y violación de Sarah Ann Ottens, una estudiante de enfermería de la Universidad de Iowa, Ana realizó una performance en su apartamento, se presentaba a sí misma como la víctima, untada en sangre y atada a la mesa, invitó a sus compañeros para presenciar la que sería una de sus obras más violentas y controvertidas, Escena de violación.

Desde 1976 viajó con frecuencia a Nueva York junto a Hans Breder, empezó a relacionarse con algunos artistas locales, al mudarse allí en 1978 ya tenía círculos artísticos en los que podía trabajar.

En 1978 experimentó con los elementos que impregnaron el arte popular de la década de los 70, feminismo, performance, vídeo, arte de la tierra. Conectó con artistas feministas como Nancy Spero y se sumó en 1979 a la A.I.R Gallery en Wooster Street, la primera galería de arte en Estados Unidos gestionada por mujeres artistas. Fue en la A.I.R Gallery y a través de Nancy Spero como Ana conoció al que sería su marido, el artista minimalista, Carl Andre.

En enero de 1980 pudo regresar a Cuba como parte de un intercambio cultural a través del Círculo de Cultura Cubana, reconectando así con sus orígenes. Usaba la santería en su arte, que había podido conocer a través de los criados de su casa, como elemento de conexión con sus raíces.

En 1983, tras conseguir una beca de la Academia Estadounidense en Roma, trasladó su residencia a la capital italiana. En enero de 1985 se casó con Carl Andre y regresó a Nueva York en agosto de ese mismo año.

Ana fallecía la madrugada del 08 de septiembre de 1985 tras caer desde su apartamento, el piso 34 de Greenwich Village, donde vivía junto a Carl Andre. Poco antes de su muerte, los vecinos escucharon a la pareja discutir violentamente, aunque no hubo ningún testigo de lo que sucedió. André llamó al 911 y había una grabación del artista diciendo: «Mi esposa es una artista, y yo soy un artista, y tuvimos una pelea sobre el hecho de que yo estaba más, eh, expuesto al público que ella. Y ella se fue a la habitación, y yo la seguí, y ella se tiró por la ventana».

Poco más tarde Andre afirmó no recordar nada de lo sucedido, pues ambos habían bebido bastante, y que su mujer podía haberse suicidado, algo que quienes conocían a la artista y sabían de su miedo a las alturas consideraban poco probable. La mayoría pensaba que la había empujado o arrojado por la ventana durante la discusión.

Cuando la policía llegó encontró la habitación del matrimonio desordenada y Andre con rasguños en nariz y brazos. Sus declaraciones iniciales no coincidían con la grabación del mensaje de emergencias. Fue arrestado y acusado de asesinato. Tras tres años de juicio, Andre salió libre del juicio por asesinato y la muerte de Ana fue declarada un suicidio. Algo cuestionado tanto por la familia de Ana como por los amigos y grupos feministas del arte que denunciaban la discriminación que sufrió su caso ante la justicia y que utilizasen como “prueba” de una supuesta inestabilidad mental de Ana su arte.

Desde entonces se han organizado, en varias ocasiones, acciones de protesta denunciando el intento de borrar a Mendieta del canon y de la historia de Carl Andre, surgiendo así el movimiento ¿Dónde está Ana Mendieta?